quebienestar

Los 8 beneficios del quiromasaje para tu salud

Contenido del post

Etimológicamente, la palabra quiromasaje está compuesta por los términos “quiros” (mano) y “masaje”. es decir, masaje de manos. Por tanto, esta práctica debe distinguirse de aquellos masajes que pueden ser consecuencia de estimulación mecánica (por ejemplo, por aparatos eléctricos).

Para llegar a ser un buen quiropráctico es necesario adquirir conocimientos sobre las diferentes técnicas y manipulaciones, así como profundizar en la anatomía y fisiología humana.

Esta herramienta terapéutica aporta beneficios para todos los sistemas del organismo (nervioso, cardiovascular, linfático…), provocando no solo efectos físicos y reflejos locales, sino también psicológicos. En este artículo los repasamos.

Efectos del quiromasaje

A nivel físico, ya sea local o reflejo, el quiromasaje tiene un efecto estimulante, sedante y reparador. . Cuando hablamos de un efecto estimulante, nos referimos a que el quiromasaje provoca una reacción funcional en el organismo humano y una aceleración del metabolismo, provocando así un efecto reparador. Asimismo, son bien conocidos los efectos sedantes de esta práctica, ya que al aplicarse en una zona de dolor, puede calmarlo y generar un efecto anestésico en la región.

A nivel psicológico, el quiromasaje también tiene un impacto. Ahora bien, aunque no se puede aplicar sobre el mismo cerebro, provoca consecuencias relajantes para nuestra mente, especialmente algunos tipos de quiromasaje, como el californiano o el kobido.

En las sesiones de quiromasaje nunca se deben olvidar ni desestimar los aspectos psicológicos y ambientales. que son clave para el éxito de esta práctica. Siempre se debe considerar la temperatura e iluminación adecuadas, así como un ambiente relajante y un trato que permita generar confianza entre el terapeuta y el cliente/paciente.

Beneficios del quiromasaje

La razón principal por la que el quiromasaje es tan agradecido con el organismo es porque permite que la sangre circule por la zona que estimulamos (parte u órgano del cuerpo), beneficiándose de los nutrientes presentes en la hipertermia que se produce (acumulación de sangre).

Pero… ¿cuáles son los beneficios del quiromasaje en nuestro organismo? Luego te los detallo.

1. Favorece la circulación sanguínea

El sistema cardiovascular es uno de los más beneficiados con las sesiones de quiromasaje, ya que como he comentado anteriormente, las manipulaciones favorecen la hipertermia (acumulación de sangre), es decir, acelera el flujo sanguíneo y hace que esta sustancia viaje a aquellas zonas que se están tratando.

Esto ocurre tanto a nivel venoso como arterial, provoca la estimulación del músculo cardíaco y mejora el efecto regenerativo localizado.

2. Limpieza de la piel

El movimiento de sangre que produce el quiromasaje también tiene un efecto positivo sobre la piel, ya que favorece su nutrición y limpia las células muertas en cada una de las manipulaciones.

Algunos tipos de masaje, como el Kobido (masaje facial japonés), son beneficiosos para la eliminación de las ojeras, la flacidez y las arrugas del rostro.

3. Estimulación del sistema linfático

Gracias a las manipulaciones realizadas durante las sesiones quiroprácticas, también se potencia el intercambio de nutrientes y limpieza de desechos en nuestro organismo, y especialmente en la sangre, provocada por una estimulación de los capilares linfáticos, encargados de recoger el exceso. líquido de los tejidos, vasos y conductos linfáticos (que contienen linfa).

El sistema linfático es el sistema de drenaje del cuerpo. De hecho, es posible aplicar un masaje linfático en aquellas ocasiones en que, por diversos motivos, este sistema se estanca.

4. Alivia el dolor

Además de los otros sistemas mencionados anteriormente, el quiromasaje también tiene un efecto positivo sobre el sistema musculoesquelético, aunque no lo afecta directamente. Sin embargo, todo lo que le rodea se beneficia enormemente de esta práctica, gracias a lo dicho anteriormente sobre la circulación sanguínea. El aporte de oxígeno también es crucial en este aspecto, y gracias a estos factores se produce una reducción de la fatiga muscular y una eliminación más rápida de toxinas.

Un buen masaje puede mejorar la movilidad articular o eliminar la tensión en la fascia, así como liberar adherencias y reducir la inflamación. De hecho, uno de los masajes más solicitados es el descontracturante. En los casos en los que se aplica este tipo de masaje, aunque durante las siguientes 24 y 48 horas después del masaje puede haber sensación de rigidez, al cabo de los días se produce una mejoría tanto del dolor como de la contractura.

6. Regeneración de tejidos

El quiromasaje también afecta al sistema nervioso, lo que puede ayudar en la regeneración de los tejidos inervados por el sistema nervioso.

7. Acelera el metabolismo

Las diferentes técnicas de quiromasaje tienen la capacidad de acelerar el metabolismo y la recuperación, afectando a las células de nuestro cuerpo. De hecho, incluso los órganos internos y las vísceras pueden beneficiarse de esta práctica indirectamente, e incluso directamente con manipulaciones vibratorias, que pueden estimular estas regiones profundas.

8. Beneficios psicológicos

Además de los beneficios físicos mencionados anteriormente, las manipulaciones que produce el quiromasaje pueden afectar psicológicamente a una persona. Es habitual que los centros Wellness ofrezcan servicios de quiromasaje, ya que algunos tipos de masaje pueden provocar relajación, reducir el estrés y aumentar la sensación de bienestar.

En conclusión

Seguro que la gran mayoría de nosotros hemos disfrutado de un masaje relajante en un Spa en alguna ocasión; sin embargo, el masaje con las manos tiene distintas aplicaciones además de relajarnos . Uno de los usos más habituales del masaje quiropráctico es el terapéutico, entre los que destacan los masajes descontracturantes.

Hay que decir que el quiromasaje no solo afecta a los músculos y puede reducir su dolor, sino que el cuerpo en su conjunto y la mente agradecen mucho esta práctica. Ya sea para relajarse en situaciones de estrés, para recuperarse más rápido después de un maratón o para mejorar la circulación sanguínea en el rostro para prevenir la aparición de arrugas, la quiropráctica es una buena alternativa para disfrutar de una vida saludable.

Referencias bibliográficas

Casar, MP (2001). Técnica de Masaje Terapéutico, McGraw-Hill.

Downing, G. (1986). El Libro del Masaje, Pomaire.

Kuprian, W. (1986). Deporte y fisioterapia, Masson.

 

 

¡¡Comparte si te ha gustado y ayuda a más personas!!
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
5/5

Quizá te interesa