quebienestar

¿Para qué sirve el masaje tailandés?

Contenido del post

El masaje tailandés es un tipo de terapia oriental muy diferente a los masajes tradicionales. Este no se realiza sobre una camilla sino que se utiliza un futón. No cuenta con el uso de aceites y esencias. No se realiza solamente en la espalda. A diferencia de la mayoría de los masajes, este se aplica en todo el cuerpo, desde la cabeza hasta la punta del pie. Ya que tiene como objetivo, liberar las tensiones y presiones que se acumulan en todo el cuerpo.

Durante el masaje tailandés se trabaja no solo el aspecto físico, sino también el emocional y el espiritual. Al igual que todas las demás técnicas asiáticas, la principal meta de esta es encontrar la fuente del dolor y prevenir, más que tratar cualquier enfermedad. Este tipo de terapia se realiza de manera profunda e intensa, se suele aplicar bastante fuerza aunque nunca produciendo dolor, después de todo, lo que se busca es evitarlo. Por lo cual, el especialista es el encargado de determinar el umbral de sensibilidad de la persona a quien se le está aplicando la terapia.

¿Quién creó el masaje tailandés?

Shivago Komparaj fue quien creó esta técnica hace más de 2.500 años. Él era el médico personal, además de gran amigo cercano de Buda. Por lo que la razón principal de Shivago para desarrollar esta terapia fue la de mantener la salud de Buda y sus seguidores en las mejores condiciones.

Para lograr el desarrollo de esta técnica Shivago tomó un poco de cada medicina asiática que le pareció interesante. India, china y el sudeste asiático fueron las mayores influencias para la invención de este masaje, por lo que la filosofía del mismo se encuentra en la yóguica y la medicina ayurveda.

¿Cuáles son los beneficios del masaje tailandés?

Debido a las diferentes técnicas en conjunto que se aplican durante el masaje thai, los beneficios pueden ser muchos y muy variados. De igual manera, algunos de estos pueden ser más evidentes en unas personas que en otras. Esto es debido a que no todos los organismos funcionan de la misma forma. Pero entre los principales efectos positivos que puede recibir la mayoría de los que  optan por este tipo de masaje se encuentran los siguientes:

Desbloquea el flujo de energía

Gran parte de la filosofía en la que se basa el masaje tailandés está relacionada con el flujo de energía. Ya que se cree que los dolores aparecen cuando las energías se encuentran bloqueadas en algún punto del cuerpo. Por tanto, el trabajo de este masaje es lograr que la energía fluya nuevamente de la manera correcta.

Incrementa la flexibilidad del cuerpo

Las diferentes técnicas aplicadas sobre la musculatura de todo el cuerpo producen que este se vuelva cada vez más flexible. Además, ayuda a fortalecer los tendones y ligamentos, por lo que la combinación de todo esto ayuda a evitar lesiones de origen musculoesquelético. Al mismo tiempo, produce una mejora en la movilidad de las articulaciones y estira los músculos de la columna, favoreciendo en gran medida a personas con padecimientos en estos puntos del cuerpo.

Asimismo, este estímulo aplicado sobre la musculatura ayuda a mejorar la postura y a realizar los movimientos del cuerpo de manera correcta. Lo que hace al masaje tailandés ideal para deportistas.

Tonifica el sistema nervioso

Parte del trabajo realizado con este masaje es lograr una completa armonía entre cuerpo, mente y espíritu. Los estímulos en los receptores de dolor del sistema nervioso unidos a esta conexión física-emocional favorecen al control de los estados de ánimo. De igual manera, ayuda a disminuir el estrés y a encontrar un nivel alto de relajación, permitiendo así disminuir la ansiedad, las tensiones, los problemas de insomnio, la fatiga, el cansancio diario, reducir los dolores de cabeza y mejorar la concentración.

Mejora el sistema circulatorio

La estimulación profunda sobre los músculos y nervios ayuda a aumentar el riego sanguíneo, lo que arroja varios beneficios para la salud. En principio, mejora el flujo del sistema circulatorio. La sangre puede llegar más fácilmente a cada órgano y aportar más oxígeno a todas las células. Lo que producirá que cada órgano pueda realizar de manera más óptima todas sus funciones. Asimismo, al mejorar el flujo sanguíneo, las dolencias relacionadas con estas se reducirán. Por lo que las personas con malestares como varices, podrán encontrar alivio con la aplicación del masaje tailandés.

Activa el sistema linfático

El sistema linfático es el encargado de transportar la linfa por todo el organismo. Esta sustancia es esencial para el funcionamiento del sistema inmune, así como de varios órganos. Por lo que las terapias bajo esta técnica al activar el sistema linfático fortalecen de manera indirecta al sistema inmune, haciendo que sea más difícil contraer enfermedades y que el cuerpo se encuentre más preparado para enfrentar a estas cuando aparezcan.

¿Cómo se hace el masaje tailandés?

Para la realización de cualquier sesión del masaje tailandés, el paciente debe usar ropa cómoda y ligera. La aplicación no se realiza sobre una camilla sino sobre el suelo, ya sea sobre un futón o sobre un tatami, debido a que el terapeuta debe ubicarse sobre la superficie donde se hará el masaje para poder tener la facilidad de manipular el cuerpo como requiere la técnica.

A diferencia de un masaje relajante convencional, el masaje tailandés requiere de una gran comunicación entre el terapeuta y el paciente. Ya que es necesario que este último indique sus zonas de dolor y la reacción producida por la presión en estos puntos para que el masajista pueda determinar el umbral de sensibilidad y saber qué áreas abarcar y de qué manera hacerlo. El especialista se valdrá no solo de sus pulgares y palmas de las manos para llevar a cabo la terapia. Para la aplicación de algunas técnicas es necesario utilizar los antebrazos, codos, pies, rodillas y la tibia.

Todos los puntos claves en donde se acumula la energía, deben ser masajeados durante la terapia. Se debe aplicar presión en cada uno de ellos. Estos puntos son los mismos puntos tratados en las sesiones de acupuntura. El tiempo que tomará tratar cada zona del cuerpo variará según la consideración del especialista que determinará si requiere de más o de menos presión según sea el caso.

Si desea probar esta técnica milenaria y acabar para siempre con los dolores que le aquejan, puede hacer una cita hoy mismo con uno de nuestros especialistas. En nuestra sección de especialidades encontrarás a los expertos en masaje tailandés que ponemos a tu disposición. No importa en qué provincia de España te encuentres, podemos ayudarte a encontrar ese equilibrio físico, emocional y espiritual que tanto buscas.

¡¡Comparte si te ha gustado y ayuda a más personas!!
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
5/5

Quizá te interesa